La hija del sepulturero- Joyce Carol

28/11/11




Título: La hija del sepulturero.
Título original: The Gravedigger´s Daughter.
Autor: Joyce Carol
ISBN:978-84-663-2323-9
Fecha de edición: Septiembre 2009
Editorial: Punto de lectura.
Páginas: 682 pág.
Precio: 12,99 €


En 1936, los Schwart, una familia de inmigrantes desesperada por escapar de la Alemania nazi, se instala en una pequeña ciudad en el interior del Estado de Nueva York. El padre, un profesor de instituto, es rebajado al único trabajo al que tiene acceso: sepulturero y vigilante de cementerio. Los prejuicios locales y la debilidad emocional de los Schwart suscitan una terrible tragedia familiar. Rebecca, la hija del sepulturero, comienza entonces su sorprendente peregrinación por la «América profunda», una odisea de riesgo erótico e intrépida imaginación que la obligará a reinventarse a sí misma.



Era un libro al que le tenía muchas ganas desde hace dos años que lo vi en una librería. Esperé simplemente a que saliera la versión de bolsillo.
Trata la temática de la deportación de los judíos y de la emigración de éstos a América. Lo ponen en el inicio de la historia como algo central pero poco a poco va pasando a ser un tema secundario pero que siempre va a afectar a nuestra protagonista Rebecca.
Rebecca es una niña pequeña que comienza su vida en un nuevo país, América, donde creen tener todas las posibilidades que se le negaron en Alemania. Pero nada más lejos de la verdad, los judíos tampoco eran aceptados 100%, por lo que el padre de Rebecca se ve obligado a optar a un puesto de sepulturero.
La vida infantil de Rebecca se ve salpicada continuamente por dramas familiares hasta llegar al último, que es el que marcará la dirección de la adolescencia y adultez de Rebecca.
Todos esos sucesos la convierten en una persona fría, dura y desconfiada de los hombres. Y se podría decir, que incluso escéptica ante la vida.

Porque en la vida no hay música, no se tienen pistas. La mayoría de las cosas sucede en silencio. Vives la vida hacia delante y la recuerdas sólo hacia atrás. Nada se vuelve a vivir, sólo se recuerda y eso de manera incompleta. Y la vida no es tan sencilla como el argumento de una película, hay demasiadas cosas que recordar. Pg 475.

- Y todo lo que olvidas se ha ido como si no hubiera existido nunca. En lugar de llorar, deberías más bien reír. Pg 475.

Aún así, tiene una relación sentimental que da lugar a su primer hijo. Pero se acaba produciendo otro drama que era fácil de preveer por parte del lector.
Éste último drama, será lo que provoque que Rebecca se reinvente totalmente a sí misma.

Endurece más la coraza que la protege, usando sobre todo ironías o frases para poder así mantener a distancia a cualquier persona que quisiera intimar más.

- ¿Hazel?¿Le sucede algo?- podía preguntar Edgar Zimmerman, si no le parecía que estaba entrometiéndose; pero Hazel Jones despertaba de inmediato de su trance y le aseguraba, sonriente:
-¡No, No! Nada en absoluto, señor Zimmerman. Imagino que alguien habrá pisado mi tumba.
Pg 499


Pero esa inseguridad que la rodea, desgraciadamente no la llega a abandonar nunca. Ya que se centra en hacer felices a su marido y a su hijo, que es lo más importante de su vida. Y así, se protege de los daños.

De todo modos Hazel Jones se impuso. Pensando: ¡Haré que me queráis!De manera que no deseéis nunca hacerme daño. Pg 503.

El hijo de Rebecca podemos decir, que sigue los pasos de su madre. Tiene una infancia dura de la que es sacado abrúptamente por Rebecca. Se dedica entonces a estudiar piano, al que dedica más tarde su vida. Pero ello no le libra de tener resentimientos a su madre por los secretos que le oculta.

Por instinto el niño sabía que el habla es música para el oído. Y que las palabras pueden ser una música que hace daño al oído. Pg 525

En definitiva, los personajes de esta historia son muy reales, con problemas muy cercanos y reacciones muy humanas.
Acabas queriendo a la niña Rebecca y en la mujer en la que se convierte, que no pierde la esperanza y sigue luchando por su vida incluso cuando todo parece perdido.
La historia es dura, ya que refleja la adaptación de una persona judía en un nuevo país, donde todavía habitan prejuicios irracionales.

Un libro muy recomendable si buscaís un tema interesante que os muestre la dureza de la vida.

Nota: 7

2 comentarios:

  1. Hace tiempo que quiero leer este libro, de la autora he leído hace poco Ave del paraiso y me gustó bastante así que en cuanto pueda también me pongo con este
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, gracias por decirme, la verdad es que pinta bien y me gusta de lo que trata. Tu reseña me ha ayudado a decidirme porque es la primera que leo de La hija del sepulturero.

    De momento es mi segunda opción porque antes me gustaría leer algo más cortito de Oates para probar con su estilo.

    Besazos

    ResponderEliminar